No sé que pasará mañana

de Espe Piga


Estoy nerviosa.
No sé qué pasará mañana.

Me han tapado la boca con cinta americana,
quieren atarme las manos y los pies con cuerdas invisibles.

Entran en la imprenta.

Fahrenheit 451.


Estoy nerviosa. Me duelen las mandíbulas y tengo el estómago encogido.
No sé qué pasará mañana.

Acusan, Acosan.
Se llevan personas al cuartelillo.
¿Qué han hecho? Pedir Libertad.
Acosan, Acusan.

Miro a mi alrededor.
Siete millones de humanos con la boca tapada con cinta americana.

Ya no estoy tan nerviosa.

No hay cuerda para tantos pies y manos.

Me siento acompañada.

Una mano suelta me arranca la mordaza.

Gracias amigo, si no grito reviento.

947 pueblos.
712 alcaldes imputados.
La Fiscalía ordena a los Mossos que los detengan si no van.

Envían al ejército,

me cruzo por la carretera con ellos. Se dirigen a Barcelona.

Tanques. Una hilera de tanques inacabable… pierdo la cuenta.

En el puerto, tres transatlánticos.

Lo de la Warner no tiene desperdicio.

Upsss! Me parece que he visto un lindo gatito!!!

Siento un poco de miedo. Pero no el suficiente. Ya no estoy tan nerviosa.

Me rio.

Que poco han cuidado la imagen. Raya el ridículo.
Inhibidores de señales.

La Voz de su Amo. Manipulación. El centro de telecomunicaciones intervenido.

Lo que tu lees no es lo que yo leo.
Lo que tu ves no es lo que yo veo.

Cierran el espacio aéreo.
Solamente servicios de emergencias y el ejército pueden usar el cielo.

No nos dejan volar.

Pero yo quiero volar. Miro a los ojos de quienes me rodean. Lo veo. Queremos volar.

Al Preámbulo de la Declaración de los Derechos Humanos me remito:

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana...

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias...

Me sumerjo en la lectura del texto

http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/




No sé qué pasará mañana.
Sé lo que he decidido hacer.
No estoy sola.
Sabemos lo que vamos a hacer.
Estoy nerviosa. Alegremente nerviosa.
No sé qué pasará mañana.
Lo que sí sé es que todo cambiará.


Por el derecho de Libre Determinación de los Pueblos!!!