Ku Klux Khrist

de Artza Bastard


   Se suele hablar mucho del respeto a las creencias religiosas, como un derecho fundamental de las personas para creer en lo que se quiera, y sin tener que ser lapidados por ello. De primeras me parece bien, no pienso meterme en el cerebro de nadie para decirle en lo que tiene que creer, pero, como siempre, de la teoría a la practica hay un enorme abismo. 

   Para empezar, el respeto solo lo piden los católicos cuando se les ofende, a los demás ya nos pueden ir jodiendo. Da igual si eres un musulmán ponebombas, un judío avariciosamente miserable, un budista con alopecia o un maldito ateo del demonio. Tus derechos dan igual. Pero, si nos metemos con la santa cruz, nos estamos metiendo con lo más sagrado, nos estamos metiendo con el honor de todo el mundo. Me parece absurdo. Tan absurdo como que creer el cuento de que una paloma homofílica deje preñada a una virgen tenga más sentido que no creer en que dios exista. Pero es la ley que sigue rigiendo la vida todavía. 

   No es mi intención ofender a nadie. Si crees en dios, me parece cojonudo, allá tú. Mientras no intentes convencerme de que existe yo no haré lo propio para convencerte de que no existe. Pero, ¿por qué me tengo que tragar toda la mierda religiosa si no creo en nada de eso? Me la suda Jesús y su puta vida, me la sudan las navidades, la semana santa, las misas, las procesiones, las ostias y el puto Papa. Y aún así lo tengo que sufrir igual. ¿Donde está el respeto a mis creencias religiosas? Hasta nos influye de maneras absurdas en las que ni nos fijamos: año 2017, ¿de qué? ¿después de quién? Personalmente me da igual si vivimos en el año C-75 B3 de la Era Coprophagofílica, no va a cambiar nada, como no cambiará por mucha mierda cristiana que me metan en la cabeza, pero me toca las narices de todos modos. Como me las toca que el respeto siempre lo pidan los mismos. Los mismos que no respetan a nadie más. Los mismos que tienen en su pasado siglos y siglos de represión, robo, muerte y odio. Esos son los que piden respeto. 

   Sinceramente creo que esto de las religiones está muy mal enfocado. En parte porque las creencias religiosas se transmiten, en la mayoría de veces, por herencia, tradición o cultura, en vez de que cada uno busque las suyas propias. Debería haber un dios por cada persona. ¿No nos hizo a su imagen a semejanza? ¿Y no somos distintos entre nosotros? Pues por esa regla de tres mi dios sera un puto yonki demente que se pasa el día fumando y escribiendo burradas, y no tendrá nada que ver con ningún otro dios. Mi madre, por ejemplo, siempre ha sido muy creyente, pero no cree en el Papa ni en la institución de la Iglesia como la maquinaria despiadada que es. Simplemente cree en el amor, en la bondad, en no tirar comida porque él no lo permite, en ayudar a la gente, en no mentir... Para ella en eso consiste la religión. Pues sí, coincide en muchos casos con el cristianismo (en teoría, claro), y es cristiana por familia y tradición y cree que hay algún dios o algo que maneja todos los hilos, pero si las palabras de Jesús hubieran sido zoofilia a muerte, decapitaciones para todos y todos a odiarse, pues seguramente no lo compartiría. 

   Yo, por mi parte, no creo que haya nada que controle todo lo que pasa en el mundo, no creo que haya un designio divino. Creo en la casualidad. Que si salgo a la calle y me atropella un camión no es porque alguien divino haya decidido joderme a mí y salvarle al de al lado. Yo soy mi puto dios y yo controlo mi puta vida. Soy yo el que decide vivir en la inmundicia desperdiciando mis días en mundos imaginarios. Y cuando muera se acabará todo, no habrá segunda oportunidad. Es lo que he encontrado en mi alma cuando buscaba a dios, no tiene porqué coincidir con la idea de nadie. Es lo que yo creo. Si no te parece correcto solo tienes que buscar en la tuya a ver que encuentras, a ver si realmente se parece a lo que predicaba el judío crucificado de marras o si simplemente tienes tus propias ideas sobre la vida y la muerte. Quién sabe, a lo mejor acabas comulgando con él.