Hombro Mariposa Teta

de Espe Piga


   De la forma de un hombro en el que se ha posado una mariposa recuerdo la sombra sobre la pared verde y las palabras de Fogwill manuscritas en el anverso de la factura de la luz. Pegué en la pared la factura con saliva, pagué la factura y en ella copié a mano el fragmento del poema:



...Todo esto abunda.
Faltan los poetas, los mil, los diez mil malos,
cada uno con su libro de MIERDA.
Faltan,
sus ensayitos y sus novelas en preparación.
Ah,
y los currícolas,
y sus diez mil applys,
nos faltan.

  La forma del hombro con mariposa incrustada tapaba a la vista el papel pegado con saliva en la pared verde. 

El hombro, 
la mariposa tintada, 
los hombros, 
la espalda, 
dos brazos 
y la nuca. 

   La cabeza es mía. 
   El resto lo expongo de manera visual.
   Doy al play. 
   Acaricio el muro. 
   Doy sonido a la palabra facturada.
   Luego, pensé seguir mostrando una teta. 
   Mathieu me dibujó con palabras.
 Quiero devolvérselas transformadas en imagen y sonido.
  Copio el texto en un rollo de papel del váter.
  La forma del hombro es el tamaño exacto de mi teta.   Lo he medido. Proporcionalidad.
 La mariposa azul se esconde avergonzada en la sombra del cuerpo.
  He buscado el encuadre. La voz y la teta en el ángulo inferior derecho.
  El resto es muro verde.
  Doy al play de nuevo.
  Y digo cosas cosas como:

Foll
com si res 
com el vi 
com el vers 
escric 
folla 
com la gallina morta 
o l'aigua de aaaaeeeeessssss 
auia, com diuen al secà 
follia 
metàtesi matemàtica, 
amb les erres de Julieta versificant la Piaf, 
udol de mussol a l'establia 
gotes de plor que resten 
antenes a l'ull del cel 
tempesta i llum que desperta 
ocell 
l'hissat de provisions 
helicòpter elevador 
el més sa 
osada malaltia.

   Y después de esto… mi hombro, la sombra de mi hombro, la teta, la mariposa ya curada de espantos que asoma las antenas, mi cabeza y yo… nos quedamos tan anchos.