Simpleza

de Joan Lluís Sagués Álvarez



Simpleza:
1. f. Bobería, necedad.
2. f. Cosa de poca importancia.
3. f. desus. Rusticidad, tosquedad, desaliño.
4. f. desus. Cualidad de ser simple, sin composición.

  Contacto con tacto: "me ha faltado reírnos con los ojos". Vamos a ver, yo soy mucho de sensaciones...

 
  Un día escribí sobre dos personas que habían nacido en unas taquillas de una estación, era de esos escritos que hago cuando algo leído me gusta mucho y me da por interactuar con el texto ajeno, y ese día salieron dos personas. Y me lié creando nombres asexuados y aventuras de semen y tabaco, y acabó siendo de esas de "unas veces me amaras, otras me odiaras, nunca sabrás donde estoy ni a donde voy, no seré un ángel, ahora lo sabes"

  Unos días más tarde creí encontrar mi rumbo en el humor. A dios gracias que de aquellos tiempos no conservo nada.

  Y de ahí llegué a lo que yo denomino poesía con cosas como esta:

  sonio 1, segundo en la combinación

  día 1 (13.01.12)

  proemio 1.2

piruetas que plañen y discurren en di-verso giro
en la esquina que aparenta promesa y calvario ilusorio,

do habite pronombre sobreentendido, complementando agente,

viviendo bocados, indico energúmeno, (do) loor infiera,

perseveran atinar clemencia o compasión, otrora absolución.

  y acabé escribiendo: 
  Como el papel dorado de blanco negativo o las arrugas que pretenden ser artísticas. Como los guantes marfil largos sin llegar a los codos o las tabletas y pliegues de faldillas y coños, la toalla de mano sucia con el color desprendido o una mesa de juegos llena de plastilina sin perros.

  Muerto el niño en la madrugada, los charcos reflejan la luz desde sus delgados bordes de plata.

  Hasta aquí, esta especie de carta de presentación, yo no escribo de políticos, deporte, televisión, ni de cultura. Yo soy ego.

  Y ahora, ahora...
quizás acabar reconstruyendo marañas

  escucho las conversaciones de celular todo el mundo habla sin ganas como el que enciende un pitillo un habito que cubre vergüenzas como el de la monja antaño como el dar una limosna o comprar pañuelitos al de la silla de ruedas después de retirar vergüenzas en el cajero del BBV acurrucado dentro del vacío en la maleta de ruedas el ruido de las 6.30 discos que despiertan a las aceras sueños de países oscuros de regímenes a 1400 euros el par de agregados a lengüetazos de piscinas climatizadas arrullado por el sonido del semaforo que parpadea como la iluminación del faro cegado por las puntas metálicas que estallan en mi oído rompiendo la nariz callando mandíbulas herido en el estomago vomitando huecos mirando los botines bien dispuestos lustrosos tulipanes negros testigos sordos de la vergüenza del herido jactante anudado como la seda del lazo que era sorpresa nudo de negro brillante que ensalza el cuello blanco de tu camisa endurecida plegado como los Hermes de caballos y herraduras encerrados en cajitas calabaza enrollado como Olimpo clavándome al cuello las argénteas hebillas albo como los calzoncillos con la goma de marca caído arrollado arrasado desmoronado enterrado desplomado abatido desprendido derribado arruinado naufragado zozobrado desaparecido despeñado
TRAGADO