Darwin, las mascotas y los imbéciles.

de Eric Von Bibert



   Y hoy me voy a meter...con las mascotas...o mejor dicho con sus dueños.Hemos visto que existen gentes darwinianas, con el poder de hacer evolucionar a un perro o un gato.Esa transformación es inmediata al momento de adquirir o recibir una mascota.


Cuantas veces he visto con asco, parejas de idiotas que caminan esta postmodernidad estéril, y que se niegan a tener descendencia, hablar a sus perros como si fueran sus hijos. Humanizando piadosamente a las bestias.Que dulzura.
-Muestrale a papi, como me das la pata!! ( dice una mujer a su perro, delante de su hombre tan viril y tan dominado)

-Sí, sí.Es muy simpático( contesta el individuo masculino, con enorme deseo de asesinar a su mujer y al obediente animalito).

Sí, ese animal, que llena de mierda las calles, y que sus dueños no se dignan a recolectar.Esos excrementos que un idiota, como el que escribe estas palabras, seguramente pisará mientras divaga pensando en la nada, o en lo horroroso del mundo.

Y seguimos, cuantas fotos de perritos y gatitos en las redes.Que me gusta, que que tierno y cuantas subnormalidades más.


Los animales son animales, los monos son monos y los humanos son humanos.hasta cuando vamos a seguir creyendo, hermanos en la estupidez y la ignorancia, que el hombre ha llegado a la luna.Bueno...creo que estoy mezclando temas. Y la llegada del hombre a la luna, puede ser tema para un próximo divague.