Yo me confieso

de Raul Merino


   Padre yo me confieso, ha llegado la hora de confesarme, no me queda más remedio.

   Uno se va haciendo mayor y quiere eximir sus culpas, por eso yo me confieso.

   Confieso que no veo series, jamás he visto Juego de tronos, ni Breaking Bad, ni Narcos , empecé a ver Hijos de la anarquía y me canse ….soy de esos que me gusta vivir al día y no pendiente del siguiente episodio , quiero que mi vida sea una constante , que empiece cada mañana y acabe cada noche , que no sea un constante esperar al siguiente episodio , que me tengan pendiente cada día de una nueva historia . 

Fascismo Anal



de Iván Albarracín


   Sí, sí y tan anal…

   En la actualidad parece que disfrutamos dando la vuelta al significado de las palabras, retorcemos su esencia y le aplicamos un sentido que pervierte el sentido original de la misma.

Deberíamos ser más incluyentes y cálidos.....

de Teresa Estévez


   Deberíamos ser más incluyentes y cálidos.....

   Tolerar es un imperativo, empezando por escuchar, pero el respeto se ha de ganar, son los demás que deben otorgárnoslo por nuestra coherencia de discurso, pensamiento y acción. 

Stockholm

de Manuel Gris


   Una de las cosas que todos decimos cuando descubrimos que una película es española es decir el clásico “bufffff, ¿española?, una mierda seguro”. 
   Y solemos tener razón. 

El derecho a decidir (parte 2)

de Lucas Albor



   Llegó el 1 de octubre. Carles Sheepdeimon, el líder más visible de OvejaSexy, se levantó temprano aquella mañana. Tenía muchísimas cosas que hacer. Bebió café, masticó un par de galletas y después realizó algunas llamadas. Estuvo hablando con el delegado de seguridad y con el portavoz del partido ovejista. Era un día importante y todo tenía que estar bajo control.

No sé que pasará mañana

de Espe Piga


Estoy nerviosa.
No sé qué pasará mañana.

Me han tapado la boca con cinta americana,
quieren atarme las manos y los pies con cuerdas invisibles.

Entran en la imprenta.

Fahrenheit 451.

Nosotros, Los Desenchufados

de Martius Coronado


   Ser “hijo de”, parece ser un obstáculo insalvable o una rémora que fuerza, al vástago del ilustre conocido, a demostrar doblemente su valía en el campo laboral o social; al menos si atendemos a las quejas públicas y estentóreas que de sus bocas salen.

Monotema

de Juan Cabezuelo



   A veces me cuesta entender las cosas, lo reconozco. Igual es porque no soy muy avispado o a lo mejor mi coeficiente intelectual no da para más después de cuarenta y dos años intentando sobrevivir en esta jungla salvaje que llamamos "mundo civilizado" -pero por otra parte, si todavía sigo sobreviviendo en él puede que sea porque en el fondo no seré tan tonto ¿no?-,