Entre Truman Capote y Borges

de Martius Coronado


   La civilización en la que vivimos, ha impregnado e imposibilitado cualquier expresión que no utilice su único código. Amoldada a su formato, la Literatura, que hasta el siglo pasado fue considerada un arte, hoy se ha transfigurado en un producto más en venta.

Mr. Wonderfull, es usted un hijo de puta

de J. C. Ibarz


   Hace tiempo que me rondaba por la mente escribirle después de ver una de sus tazas en un escaparate de una tienda de decoración, de esas alocadamente cuqui que te cagas. 

   Voy sin rodeos:

Las novelas y películas del futuro: los folletos de los Testigos de Jehová

de Iván Albarracín



   Todo el mundo alguna vez o más de una vez, ha ojeado uno de esos folletos que los testigos de Jehová van repartiendo a los pobres desgraciados que se cruzan en su camino. Si os fijáis bien, en esa estupidez publicitaria vemos un paraíso poblado de gente de todas las razas, sexos y edades. Parece que hayan sido diseñados por los intelectuales de lo políticamente correcto.

Cada vez más harto

de Raul Merino



   He llegado a esa edad donde cada día estoy más harto, y no puedo remediarlo.

   Me aburren soberanamente las tonterías de unos y de otros, las sinrazones y las con razones, me aburren y mucho todos aquellos que defienden lo suyo como si solo fuera suyo.

Ladridos de auxilio

de Manuel Gris


   Venga, levantemos todos el puño, las palmas, la espada o la pistola, y gritemos a la vez: ¡Somos la raza humana, y somos anormales!

   Ahora repetidlo hasta que alguien se dé por aludido. 

   ¿Nadie? 

   Venga, por favor, sabéis que estáis ahí del mismo modo en que yo sé que estoy aquí, escribiendo esto con un cabreo en el cuerpo de esos que me daría para escribir 20 páginas seguidas despotricando. Pero no, solo van a ser dos como mucho. No merecéis mucho más.

La droga del pene...mal administrada.

de Teresa Estévez


   Creo que los hombres se sienten un poco presionados a cumplir con ciertas condiciones que el entorno les impone. Así como las mujeres se sienten presionadas para estar flacas, estupendas y divinas de la muerte a cualquier precio, etc. para cumplir con lo que se espera de ellas;

Vamos a cantar la internacional

de Lucas Albor


   El otro día estuve viendo un reportaje en la Cuatro de peña que estafa a gente con terribles dolencias incurables y cosas así. Eran médicos con mogollón de diplomas falsos que te salvaban de una muerte segura a través de hierbas curativas e infusiones milagrosas. Había uno que era capaz de predecir las enfermedades que ibas a tener en los próximos 10 años, analizando una gota de sangre. Todo mentira, claro. Pero el tío te clavaba de 500 pavos para arriba.

Topografía

de Joan Sagués


   Nadie sabe que esconde el interior que nadie sabe que esconde. La impaciencia con las pastillas en la mano frente el retrete y las marcas de tus uñas en el bajo de mi espalda, nunca termino nada. Pienso en lo que pienso ante un fan de Panero o AC/DC. Siento las proteínas en la punta de mis dedos. El terrorismo en el circulo de lectores. La protección que solo te da una pistola o una llamada fúnebre a las 5.33 de una madrugada constante.

EL TRANSPORTE PUBLICO Y SU FAUNA

de Moribundo Insurgente



           Cambio de tercio y voy a dar rienda suelta a mi asocialidad. Os voy a contar una historia que me sucedió el otro día. Es un poco larga, si no quieres no la leas, no te pierdes gran cosa.

  Los que me conocen saben que no suelo usar el transporte público, suelo ir caminando a los sitios o en moto.

Y sigo siendo el rey

de Espe Piga



Una piedra en el camino
me indicó que mi destino
era rodar y rodar...

(Chorus: Rodaaaar y rodaaaa, rodaaaar y rodaaaar)


Se ha muerto mi padre.

Os exonero de ponerme alguna letra compasiva. No me las creería.

Mi cuerpo, después de 5 meses de Muerte compartida, ha empezado a rabiar.